Obesidad adolescente e infantil

Hoy en día tenemos las tasas de obesidad adolescente e infantil más altas que en cualquier otro momento de la larga historia del mundo.

Gran parte de la culpa la tiene la sociedad de comida rápida y baja energía en la que nos hemos convertido.

Con demasiada frecuencia pensamos que es más seguro mantener a nuestros hijos dentro de nuestras casas en lugar de salir al aire libre. Las cosas que hacemos para proteger a nuestros hijos son en realidad perjudiciales para su salud.

Sin embargo, hay cosas que se están haciendo para abordar el problema y conseguir que nuestros hijos se involucren más, sean más activos y estén mejor educados para tomar las decisiones adecuadas sobre la dieta, la nutrición, la forma física y la salud en general.

El problema para la mayoría de los adolescentes es conseguir que dejen el ordenador, el teléfono o se alejen de la televisión el tiempo suficiente para ser activos.

Incluso los videojuegos están participando en la tarea de hacer que los niños se levanten y se mantengan activos mediante la creación de juegos como Dance Party de Play Station 4 y la nueva consola de juegos Nintendo Wii U, que parecen estar arrasando en el mercado.

Estos sistemas permiten a los consumidores participar activamente en la aventura del juego en lugar de sentarse y jugar en un entorno estático.

Es una forma estupenda de hacer que los adolescentes se levanten de sus asientos y se mantengan activos. Estos juegos también son divertidos para los adultos y tendrán los mismos efectos en cuanto a la actividad. ¿Quién iba a pensar que en realidad estaríamos fomentando el juego para hacer ejercicio?

Salir a la calle y ser activo

Los adolescentes aprenden con el ejemplo y, les importe admitirlo o no, suelen disfrutar haciendo cosas en familia. Haz escalada en la pared o en la montaña. Monta en bicicleta en familia. Acampa al aire libre y salid de excursión, en barco o en bicicleta.

Aprended juntos un nuevo deporte. Es increíble lo bien que os lo podéis pasar aprendiendo a bucear y, de paso, ninguno de los dos consumirá calorías vacías.

Aunque el deporte que practiquen juntos no implique mucha actividad física, es muy probable que sea más activo que sentarse frente al televisor.

Haz que tu hijo adolescente se apunte a un equipo deportivo recreativo

En nuestra comunidad hay todo tipo de equipos deportivos en los que pueden participar nuestros adolescentes. Incluso aquellos que no tienen ninguna habilidad pueden unirse y jugar en algunas de las ligas, mientras que otras ligas son competitivas.

Salir a jugar un partido de softball, de fútbol o incluso de voleibol puede ser una buena forma de hacer algo juntos en familia y los partidos y los entrenamientos son oportunidades para que su adolescente esté activo.

El trabajo en el césped es otra forma de salir y estar activo con tu hijo adolescente

La clave, como siempre, está en que tu hijo adolescente queme más calorías de las que consume. A menudo es más fácil decirlo que hacerlo, pero es muy posible si se esfuerza por hacer que salgan.

Sin embargo, encuentre cosas que sean interesantes para su hijo y céntrese en ellas en lugar de torturarlo con actividades que no le interesan en absoluto (bueno, quizá no el trabajo de jardinería). En cualquier caso, llenar su tiempo con actividades es también permitir que no estén consumiendo calorías y eso es algo que vale la pena considerar.

Anime a su hijo a comer alimentos más saludables

Elimine de las estanterías de su despensa los refrescos cargados de calorías, los zumos de frutas y las bebidas energéticas, y anime a sus adolescentes a beber mucha agua cada día.

Introduce tantas verduras como sea posible en la dieta de tus adolescentes y deshazte de las golosinas preenvasadas que los adolescentes tienen fama de agotar de una sentada.

Además, hacer que tus hijos participen activamente en la preparación y limpieza de las comidas les ayudará a prestar más atención a las cosas que se llevan a la boca, así como a los desórdenes que hacen en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *